Historia de Alcer

La Asociación para la Lucha Contra las Enfermedades Renales, ALCER, es una entidad sin ánimo de lucro creada en el año 1976. Un grupo de pacientes renales se propusieron mejorar las condiciones de vida de este colectivo, en una época donde el acceso al tratamiento de diálisis estaba limitado a un número muy reducido de pacientes y la posibilidad de recibir un trasplante de riñón eran muy escasas, debido entre otras causas, a la vigencia de una ley que regulaba esta materia muy obsoleta y a la poca concienciación existente en la sociedad española para la donación de órganos

Poco a poco, la asociación que nació en un principio con un ámbito nacional, se fue extendiendo a otras provincias, creándose distintas delegaciones. Esto motivó la necesidad de crear una entidad que coordinara todos los esfuerzos, proyectos, reivindicaciones y que sirviera de intercambio de opiniones de todas las asociaciones. En 1981 nació la Federación Nacional ALCER, que fue declarada de Utilidad Pública por el Consejo de Ministros en el año 1984.

ALCER-BADAJOZ (Asociación para La Lucha Contra las Enfermedades Renales), se creó en el año 1980, por un grupo de enfermos renales, encabezados por Melchor Trejo Balsera, que decidieron constituir dicha Asociación ante el grave problema que representan las enfermedades renales en España y, en particular en la provincia de Badajoz. Los fines por los cuales se creó ésta Asociación, fueron primordialmente intentar resolver las múltiples dificultades que se les plantean a los pacientes renales y, al mismo tiempo concienciar a la sociedad sobre la situación de los enfermos con enfermedades renales y otras crónicas, en la provincia de Badajoz particularmente.

En aquellos momentos los principales problemas a resolver eran: conseguir ser tipados en Sevilla para poder tener opción de trasplante y mejorar las condiciones de las Clínicas privadas de hemodiálisis, las cuales no estaban reguladas.

En abril de 1981 se obtiene la primera sede social, de apenas 15 metros cuadrados, situada en el grupo Altozano, y amueblada gracias a la donación de D. Julián Trejo, padre del presidente.

Una vez superados los objetivos antes mencionados, ALCER continuó en actitud reivindicativa que caracterizó su nacimiento. Así en el verano de 1982 convocaron manifestaciones en las que se reclamaban aumentar el número de nefrólogos, con el fin de poder ampliar tratamiento a la tarde; solicitud de unidades de extracción de órganos; tratamientos de aguas correctos en las clínicas y por último la necesidad de un servicio de UCI en Residencia.

En 1985, con ayuda del antiguo Inserso y la Consejería de Bienestar Social, se consiguió un Local Social de proporciones algo más adecuadas que del que se disponía. Estaba situado en el Hospital Provincial de Badajoz

En 1986 se crea la figura del Coordinador de Extracciones, y ya en septiembre de 1986 se extraen los primeros órganos en Extremadura, concretamente en Badajoz, los cuales se enviaron a Sevilla que es de donde se dependía por aquel entonces.

En noviembre de 1990, se realizó el primer trasplante en Extremadura, en el Hospital Infanta Cristina. Por fin se veían coronados tantos esfuerzos de la Asociación y del Servicio de Nefrología. De esta forma nace la figura del Coordinador Regional de trasplantes en la persona del Dr. Cubero, actual Jefe de Servicio de Nefrología.

En el año 1995, debido a necesidades de espacio del Hospital Provincial, la Asociación abandonó el local que ocupaba. Esto suponía un grave problema, que se resolvió gracias al apoyo de Caja de Badajoz y de la Consejería de Bienestar Social, por lo que nuestra nueva sede social se situó en un piso en la calle Vicente Delgado Algaba.

En los años 1997 y 1998 la Asociación, preocupada por las condiciones de transporte de los pacientes a su tratamiento, convoca manifestaciones, las cuales son secundadas de forma masiva por pacientes y familiares. Estas actividades fueron el germen de la participación de la Asociación en los Convenios de Transporte, en la actualidad ALCER-BADAJOZ actúa como vigilante del cumplimiento de las normas establecidas.

En el año 2001 la Diputación de Badajoz cede el actual local de ALCER-BADAJOZ. La sede dispone de espacio suficiente de despachos, aula-taller, baño adaptado y total accesibilidad a todas sus dependencias. Para acometer su reforma prestaron su ayuda la Fundación Once y la Caja de Badajoz.

ALCER-BADAJOZ no ha cesado en su afán de superación. Con el fin de estar cerca de los pacientes renales han nacido sus delegaciones. La fecha de inauguración de la Delegación de Villanueva de la Serena, fue el 19 de abril del año 2007 y, la de la Delegación de Llerena, fue el 1 de agosto del 2007. A ambas acudieron los alcaldes de los respectivos Ayuntamientos y autoridades de la Junta de Extremadura, así como el Presidente de la Comunidad Autónoma, D. Guillermo Fernández Vara.

HISTORIA DE ALCER BADAJOZ EN IMÁGENES

Menú
× ¿Cómo puedo ayudarte?