El área de Psico-Social pretende cubrir las necesidades psicológicas y sociales que pueden presentarse en la persona afectada por Insuficiencia Renal Crónica, en la familia y en el entorno. Para ello, se atienden de forma integral las diferentes situaciones que puedan darse a lo largo del proceso, tanto relacionadas con el IRC, como otras problemáticas paralelas.

 

El Servicio trata de remover los obstáculos que el paciente se encuentra con motivo de su enfermedad, procurando en todo momento que las preocupaciones del enfermo sean las mínimas posibles. Paliando las repercusiones psicológicas que experimenta la persona que es diagnosticada de insuficiencia renal, así como de mantener informado al paciente y sus familiares o cuidadores principales,  sobre la posible sintomatología (a nivel psicológico) y/o recursos que puedan precisar (a nivel de trabajo social). Todo este contribuye a mejorar la calidad de vida de la persona.

            Todo esto se consigue mediante actividades como:

§  Entrevistas individuales.

§  Visitas domiciliarias

§  Tratamientos específicos

§  Visitas a los pacientes durante su tratamiento

§  Informar, asesorar y tramitar, en materia de prestaciones públicas y privadas.

§  Tramitación de plazas de diálisis tanto fuera como dentro de la comunidad.

§  Mentalización sobre donación de órganos.

§  Programa de ocio adaptado.